Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No hay comentarios

La Feria difunde las tradiciones de la ciudad a través de su indumentaria

La Feria difunde las tradiciones de la ciudad a través de su indumentaria

La concejala de Cultura afirma que “queremos poner en valor el traje de Almería y por eso este certamen consolidado en la Feria”

El IV Certamen de Indumentaria Tradicional ha permitido un año más difundir las tradiciones de Almería a través de su vestimenta. Una repleta terraza de la Caseta Municipal del Recinto Ferial ha sido el escenario de este concurso no competitivo en el que una veintena de almerienses han desfilado y explicado la ropa representativa de la Almería en los siglos XVIII y XIX, que normalmente se heredaba de padres a hijos.

1

De esta manera, las mujeres iban ataviadas con unas esparteñas, medias, pololos y la enagua como prenda interior, junto a la faltriquera, una pequeña bolsa donde guardaban el dinero. La falda variaba dependiendo el tejido con el que se haya confeccionado: Si es de lana, se denomina refajo, la más popular. Si es de algodón, zagalejo. Y si es de seda, guardapiés. Encima, el mandil. En la parte superior del cuerpo, camisa bordada, jubón (que es la prenda que ciñe la figura), mantón y pañuelo en la cabeza. Es el traje popularmente denominado ‘Refajona’,

Y para los hombres, unos característicos pantalones cortos denominados ‘Zaragüel’, confeccionados con un tejido ligero y fresco, como el algodón, lino o lienzo, al que acompañaban con medias, esparteñas, faja, camisa, chaleco, pañuelo y sombrero ancho en la cabeza.

La concejala de Cultura, Ana Martínez Labella, ha afirmado que “queremos poner en valor nuestras tradiciones, y una de ellas es el traje tradicional. Lo estamos dando a conocer en #AlmeriaEnFeria, para que se utilice en eventos especiales y este certamen es una forma de promocionarlo. La cantidad de personas con la indumentaria tradicional en esta cuarta edición refleja que ya está consolidado”.

Aunque no es competitivo, anoche se entregaron tres reconocimientos. El primero a Mari Carmen Plaza, de 72 años, que estaba vestida con un traje con un amplio legado familiar, y que confeccionó su abuela. También a Carmen Parrila, por mostrar una falta con tejidos históricos. Y el tercer reconocimiento a la pequeña Eva Peregrín, por su entusiasmo a la hora de enseñar el traje. Mari Carmen Plaza estaba especialmente emocionada: “me ha hecho mucha ilusión, y es un orgullo poder llevar este traje tradicional y familiar”.

El hilo conductor del certamen lo ha llevado Jesús Muñoz, presidente de ‘Acción por Almería’, quien asegura que “hay un gran trabajo detrás: por un lado de conservación familiar y en otros casos de investigación para confeccionar una réplica igual a la de nuestros antepasados. Es una forma de expresar el orgullo de pertenencia a Almería y a nuestra historia a través del traje”.

El certamen también ha incluido una actuación del Grupo de Folclore Alcazaba, que ha concluido con ‘El Fandanguillo de Almería’.

 

Enviar un comentario