Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No hay comentarios

La ciudadanía a la sombra de los árboles y las autoridades bajo toldo en Los Coloraos

Llamó la atención la brevedad del Himno de España y que ni el ‘tato’  entonara el de Almería

El homenaje a Los Coloraos transcurrió como de costumbre o, al menos, en los últimos años, con la Plaza Vieja mermada por las obras y con algunos de esos gestos especiales que algunos de nuestros representantes guardan para momentos más o menos solemnes, como la elevación continuada de cejas de Rafael Hernando tras la ovación -prolongada más que otros años- después de la interpretación del Himno de Riego.

Precisamente en los himnos estuvo gran parte del detalle de la conmemoración, por la brevedad del de España; la versión larga de ‘La Marsellesa’ que, por cierto durante 24 horas fue himno oficial español en la II República; la timidez en el canto del de Andalucía y la ausencia total de cantores en el de Almería, que sí goza de letra pero que, por desconocida, no fue entonada ni por el ‘Tato’.

Si el Himno de España tuviera letra se hubiera cantado en la Plaza Vieja. El de Almeria la tiene pero no se canta “porque la letra es infame” o “porque es muy difícil”

La ofrenda, con presencia de políticos andaluces, se hizo en la plaza ocupada bajo los árboles por la ciudadanía mientras que los políticos desfilaron por la alfombra roja para situarse justo donde las etiquetas con su nombre les marcaban a sus pies el lugar debajo de un toldo de quita y pon.

Antes, en el salón de plenos de la Casa Consistorial, en obras desde ya ni se sabe ni se recuerda, el profesor Andrés García Lorca, catedrático de Universidad, ex subdelegado del Gobierno, había desarrollado su conferencia y en la calle muchos se preguntaban -incluidos visitantes- que para cuando celebrar el acto completo ante el monumento. Alguien, con ironía, apuntó al año que viene “cuando se lo lleven al Parque y haga falta levantar un tinglado de carpas y toldos a tanto el metro”.

El catedrático Andrés García Lorca proclama “el respeto a las libertades individuales” en el homenaje a los llamados ‘Mártires de la Libertad’

Con un acto institucional en un repleto salón de plenos y el emocional frente al monumento donde se han depositado coronas y rosas rojas, seguido de la interpretación de La Marsellesa por la Banda Municipal, el Ayuntamiento de Almería ha recordado un año más a aquellos 22 liberales que el 24 de agosto de 1824 fueron fusilados en la Rambla de Belén, en su aspiración de recuperar la vigencia de la Constitución de Cádiz frente al absolutismo. Uniformados con casacas rojas murieron en defensa de la libertad, el mismo color que ha predominado durante esta ceremonia enmarcada dentro de #AlmeríaEnFeria.

El orador ha sido Andrés García Lorca, catedrático de Análisis Geográfico de la Universidad de Almería y subdelegado del Gobierno hasta hace unos meses, el cual ha proclamado “el respecto a las libertades individuales frente al Estado”. En esta línea, manifiesta que “no tiene sentido una vida si ésta no se desarrolla dentro del marco de respeto a las libertades de la persona por parte del Estado, ya que estas son moralmente superiores al mismo Estado. Vulnerar este espíritu en aras a la colectividad, es traicionar la razón de la victoria que alcanzaron con su muerte los mártires de la libertad”.


El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, expresa que “este acto sirve para reafirmar el compromiso por la modernización política y social”

Por su parte, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha afirmado que “para los almerienses, el homenaje anual a los llamados ‘Mártires de la Libertad’, constituye una de las tradiciones más sentidas y más significativas en la ya larga historia de una ciudad”. Y ha añadido que “nobleza, lealtad y libertad son valores universales en cuyo sostenimiento todos debemos sentirnos involucrados, desde el convencimiento de que en el fomento de su prevalencia radica la garantía para asegurar la paz, la justicia, el progreso y la convivencia”.

Ramón Fernández-Pacheco ha valorado que “este es un acto muy importante para todos los almerienses. Son unos hechos que a todos nos representan, con un orador de excepción que ha hecho un pregón documentado y riguroso sobre estos hechos históricos. Quiero hacer un balance positivo, este homenaje es patrimonio de toda la ciudad y de todos los que en ella vivimos”. Y a la vez ha tenido “palabras de agradecimiento para los tres portavoces parlamentarios autonómicos que nos han querido acompañar. Es importante que fuera de Almería este acto institucional tenga el eco que se merece”.

Por último, el alcalde ha expresado que este acto sirve además para “reafirmar nuestro compromiso con los valores de defensa de la libertad y modernización política y social que sostuvieron esa iniciativa, en lo que ha acabado convirtiéndose en una costumbre, a la vez popular y solemne, que a todos nos atañe, que a todos nos incluye y que a todos nos representa”.

Andrés García Lorca ha realizado en su conferencia un recorrido histórico sobre este acontecimiento, manifestado que “recuperar la conmemoración de la muerte de unos patriotas por la defensa de la Constitución de 1812, es un acto de justicia histórica y un momento para la afirmación del espíritu liberal que motivó este hecho, el cual se desarrolla en un contexto histórico concreto y en unas circunstancias por todos conocidas. Extrapolar su sentido original, para justificar, protagonizar o liderar modelos o ideas políticas ajenas a la verdad de los hechos o al modelo ideológico que motivo el desarrollo de estos sucesos, es cuanto menos impostura, por no decir una falsedad histórica”.

Esta frase la desarrolla aseverando que “la filosofía política liberal, tiene como base a la persona como individuo, no a la colectividad. Por ello, como señala Ortega, el poder público, ejérzalo un autócrata o el pueblo, no puede ser absoluto, sino que las personas tienen derechos previos a toda injerencia del Estado. Y ésta fue la razón última que justificó la revolución y muerte de unos patriotas, que buscaron en el intento de Almería extender por España, la revolución liberal que posibilitara la implantación y desarrollo de este modelo político que se expresaba en la Constitución de 1812”.

La ciudadanía a la sombra de los árboles y las autoridades bajo toldo en Los Coloraos
Valora esta página

Enviar un comentario